martes, 19 de febrero de 2013

MARILYN: SECRETOS CAPILARES

 Cuando preparaba el post de Secretos de Belleza  de Marilyn, encontré tanta información curiosa acerca de cómo trataba su pelo, que decidí dedicarle una entrada completa. La melena rubia platino de Marilyn era su rasgo más distintivo, su identidad.


Detrás de ese aspecto deslumbrante, sexy y angelical, se ocultaba todo un calvario. Marilyn sometió a su bonito pelo, naturalmente rizado y espeso, a tratamientos químicos tan agresivos, que al final de su vida  se vio obligada a utilizar peluca en numerosas ocasiones.

Los primeros pasos de la actriz en el proceso que la llevaría a ser el prototipo de rubia platino, comienza en 1946, cuando participa en el casting para una campaña publicitaria del champú Rayve. 

Anuncio de Marilyn para este mismo champú, en  1951.

Aunque al fotógrafo encargado de realizar la campaña le gusta la imagen de Marilyn,  sugiere que  se alise  el  pelo a fin de captar mejor la luz en las fotos. 
Por aquel entonces, en su ficha de la agencia de modelos Blue Book Modeling, figuraba: "rubio medio: demasiados rizos indisciplinados, decoloración y permanente recomendados".


En ese momento se somete a su primer tratamiento de alisado, el cual implica también una decoloración, pero todavía serían necesarios 3 años de pruebas y ajustes para conseguir el color icónico que conocemos: del rubio veneciano al dorado, del rubio ceniza al rubio champagne...

Su peluquera, Gladys Rasmunssen desvelará cuando la actriz ya es una estrella: " El pelo de Marilyn tiene varios problemas: es fino y difícil de trabajar. Demasiado graso para no lavárselo todos los días y tan rizado que debo alisarlo cuidadosamente a la menor ocasión. En cuanto a la receta de su rubio platino, es una mezcla de un tinte plateado brillante y de agua oxigenada a 20 volúmenes. Además de un enjuague secreto de mi composición para evitar el efecto de amarilleamiento".

Gladys Rasmunssen peinando a Marilyn.

La decoloración del pelo en los años 40 parecía sacada de un auténtico manual de tortura. Se preparaba a partir de una solución de ácido sulfúrico diluido a no menos del 30%, cuando la dosis actualmente recomendada es del 0, 5%. Esta solución penetraba en el interior del pelo disolviendo la melanina y se aplicaba al cabello...¡cada 3 o 4 días!.
Aunque Marilyn llegó a decir que " en Hollywood la virtud de una mujer es mucho menos importante que su peinado" e intentaba paliar estos nocivos efectos como podía, a base de emplastos de yema de huevo o aceites ultra grasos, ésto no impedía que su cuero cabelludo estuviera literalmente abrasado y su pelo, destruido hasta el interior de su fibra.

Además, la actriz se sometió,  hasta el fin de su vida, a un proceso de alisado a base de hidróxido de sodio,más conocido como... ¡sosa caústica!. Este producto, muy alcalino, era empleado en  aquella época porque rompe la estructura natural de la queratina para volver el cabello maleable, facilitando el alisado.

Os podéis imaginar las consecuencias catastróficas: cuero cabelludo en carne viva y pelo de una sequedad pavorosa, completamente descamado e incapaz de retener la más mínima hidratación.

Por si todo esto no fuera suficiente, los pocos cabellos que habían sobrevivido al espeluznante proceso de  decoloración y alisado, eran rociados generosamente con una laca de alto contenido en  vinilo, muy nociva, a fin de dar ilusión de volumen.

Los estragos de este auténtico vía crucis capilar pueden observarse en la evolución de su peinado. La poblada melena rizada de pin-up de sus comienzos, terminará siendo tan fina como una nube, en trágico paralelismo con su propia vida, que también se iba desvaneciendo.



A pesar de todo, seguía estando fabulosa. Con su preciosa melena natural o con peluca, sugerente, seria, sonriente, posando, o en una instantánea robada, a veces en ocasiones dramáticas,  es imposible encontrar una foto  en la que Marilyn salga mal, y no se me ocurre ninguna otra actriz o modelo de la historia de la que pueda decirse lo mismo. No hubo, ni probablemente habrá. nadie con ese don para las cámaras.

Marilyn es una figura fascinante, pero como de seguir así corremos el riesgo de ser un blog monográfico no me extiendo más, aunque si os interesan las curiosidades sobre su vida, El País SModa publicó hace poco un artículo muy interesante sobre su dieta, os lo enlazo aquí os dejo el enlace.


Trixie Bling.

25 comentarios:

  1. Hola!

    Me ha encantado el post, súper completo. A medida que iba leyendo me quedaba con la boca abierta porque la pobre Marilyn castigó su cabello de una manera impresionante que no sé ni como no se quedó calva la pobre. Sin embargo, coincido contigo que siempre iba impecable y preciosa y tenía un ángel y un don que creo que ya no volveremos a ver en otro actriz de Hollywood!

    Me ha encantado. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa!Yo tampoco me explico cómo pudo conservar su pelo tanto tiempo con esos tratamientos tan horribles y tan frecuentes. La verdad es que tenemos suerte de que haya avanzado tanto la cosmética:).

      Besitos,

      Eliminar
  2. Lo de que para presumir hay que sufrir fue muy cierto en su caso. Pobre MM. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto...y no sólo ella, me imagino lo que tuvo que pasar Rita Hayworth con su depilación eléctrica en los años 40 y me dan escalofríos :).

      Besitos,

      Eliminar
  3. Y es que esta mujer era tan guapa.... Hoy he descubierto tu blog, y ya te sigo como fan. Si lo deseas, sigueme tambien en ttbdivas.blogspot.com Muchisimas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo era:). Y coincidimos contigo en querer volver pronto a París, como pones en uno de tus post. Te seguimos también y ojalá pronto se cumpla nuestro deseo.

      Besitos,

      Eliminar
  4. Qué lástima... a mi me parece que estaba preciosa de castaña, de rubia o recién levantada.

    Un abrazo

    Le petit Chaperon Rouge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bert Stern, que la fotografió por última vez para la revista Vogue, dijo que su belleza estaba en su espíritu :).

      Besitos,

      Eliminar
  5. Muy buen post y muy interesante.
    Que calvario la pobre por estar tan rubia y perfecta. Era una mujer impresionantemente bella y femenina.
    Besitos
    Piluka

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa!La verdad es que era muy consciente de su imagen y se preocupaba mucho de ella. También hacía mucho ejercicio y fue una de las primeras estrellas de Hollywood en practicar yoga.

      Besitos,

      Eliminar
  6. Muy interesante! Pero estás tú que yo paso por esas para tener el pelo rubio oxigenado.. Menos mal que cada día parece que nos alejamos un poco más de eso de que "para presumir hay que sufrir". Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, afortunadamente ahora podemos convertirnos en rubias sin tener que renunciar a nuestro pelo ni a nuestro cuero cabelludo ;). Seguro que dentro de unos años la gente alucina con la depilación con cera y otras torturas que sufrimos ahora :).

      Besitos,

      Eliminar
  7. Hola!! Muy buen post! Coincido con Gladys en que no se cómo Marilyn no estaba calva con tanta historia en el pelo!! Yo estoy bastante obsesionada con el mío y todos los cuidados me resultan pocos! Besos! http://boudoirandotherthings.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! yo también me asombro de cuánto aguantó su pelo.
      Tienes un blog precioso, y como colorete melocotón te recomiendo el Deep Throat de Nars, favorece muchísimo.

      Besitos,

      Eliminar
  8. wow! me ha encantado el post..pobre marilyn, escalava de su aspecto hasta el más mínimo detalle :( besos desde http://vistemelentoquetengoprisa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debía ser muy exigente con su aspecto, sólo hay que ver las fotos que tachó con un rotulador en la última sesión que tuvo con Bert Stern. Entre la tensión que eso supone y todos sus problemas no es de extrañar que la pobre tuviera tantos altibajos emocionales,

      Besitos,

      Eliminar
  9. Esto paraSigueme en http://estiloypunto.blogspot.com que nos demos cuenta que en la mayoria de las ocasiones no es oro todo lo que reluce.... Ya te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jara! Tienes muchísima razón,seguro que era envidiada por millones de mujeres de su época que no podían ni imaginarse su verdadera vida.
      Te seguimos también y ¡me encantan tus zapatos!:).

      Besitos,

      Eliminar
  10. Pobre mujer, que pena me da su historia, pasó de todo a nada cuando todavía era muy joven. Un post genial Un beso!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Blanche! A mí también me da mucha pena porque era muy sensible y no tuvo suerte con aquéllos que la rodearon, que no supieron o no quisieron protegerle.
    Gracias y un besito,

    ResponderEliminar
  12. Muy, pero que muy interesante tu post. Nos ha gustado mucho!!!Pobre Marilyn,las que tuvo que pasar...
    Un saludo desde make me up.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias :)! un saludo también para vosotras y un beso muy grande

      Eliminar
  13. ¡¡Genial el post, me ha encantado leerte!!
    Vaya torturas para el pelo... Es sorprendente ver las cosas que somos capaces de hacer para "vernos bien".

    Un saludo desde Shirayuki's Beauty.

    ResponderEliminar
  14. ¡Gracias guapa! Tienes toda la razón, es increíble lo que se puede llegar a hacer para conseguir una determinada imagen, sobre todo antes que los productos eran cuasi-venenosos jeje.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  15. Ummm pobre mm su cabello estaba hermoso y con un brillo natural,genial el post besito!

    ResponderEliminar