lunes, 17 de diciembre de 2012

VAMPY LIPS

Una tendencia de los noventa que ha vuelto con fuerza es la de los labios muy oscuros en  color cereza , púrpura, cassis o burgundy. Las celebrities se han apuntado ya desde el verano, como Camilla Belle y Kate Bosworth en la Gala del MET.



Lana del Rey, tan amante de lo retro, no podía dejar de seguir esta tendencia.

A Enma Watson, impecable en su maquillaje como siempre,  le sienta de maravilla en contraste con su tono de piel.

Y, como no, Kristen Stewart en la premiere de "On the Road". Como actriz me repatea pero en cambio me encanta cómo suele ir maquillada.



Conviene tener en cuenta una serie de pautas a la hora de maquillarnos con colores vampy si no queremos parecer salidas de la morgue o de una peli de Tim Burton:

- Hay que elegir cuidadosamente el color para que nos favorezca según el tono  de nuestra piel.

- Los  labios deben estar en perfecto estado y  muy hidratados, porque estas barras en colores tan oscuros evidencian cualquier imperfección.

- Es imprescindible perfilar los labios.

- Se llevan más las barras mates pero si preferimos aplicar brillo, que sea sólo en el centro del labio inferior y con cuidado para que no  "borre" el color.

- La base de maquillaje debe ser luminosa, nada de bases mates que nos darían un aspecto apagado y lúgubre.

- El resto del maquillaje no debe restar protagonismo a los labios. Los ojos los maquillaremos  en tonos nude, con un simple delineado en negro o un smokey en tono marrón- grisáceo muy suave como la sombra CEMENT de BOBBI BROWN. En internet hay looks preciosos con smokeys en berry, como el de Kristen Stewart, pero a menos que seáis muy diestras maquillándoos podéis correr el riesgo de terminar pareciendo un personaje psicótico de la saga Crepúsculo.

- No podemos olvidarnos de un colorete en armonía con la barra y aplicado de forma sutil para no parecer demacradas.

Personalmente siempre me habían gustado estos colores pero hasta este invierno, en que empecé a aburrirme soberanamente de tanto  nude rosado y tanto brillito transparante, no me decidí a utilizarlos. Los encontraba demasiado llamativos, pero ultimamente  me estoy maquillando con ellos y ya no me veo tan rara, es más, me encantan, a este paso terminaré de gótica y tirando mis polvos de sol Laguna a la basura.

Mis barras favoritas para conseguir unos vampy lips son PRINCE NOIR y REBEL, ambas de MAC.

PRINCE NOIR fue parte de la colección Mac Me Over, lanzada en 2011. Es una barra de tipo Matte  con un increíble color oxblood. La combino con el perfilador NIGHTMOTH, también de MAC. Es una pena que sea edición limitada pero en la línea fija de MAC tenéis la DARK SIDE que se le parece.




La REBEL es una de las barras más famosas de MAC. Su textura es Satin y el color es muy especial, entre púrpura y magenta. El perfilador perfecto para ella, más que cualquiera de los de MAC,  es el BLOOM de NYX, son exactamente el mismo tono y además baratito. La barra dura un montón, es de las que "tiñe" el labio hasta el punto de que cuesta horrores desmaquillarla. Combina muy bien con ropa de color azul marino o negro y favorece muchísimo a todos los tonos de piel.


Y en mi wishlist está la BLACK ORCHID de TOM FORD, una barra icónica y cara carísima. Por ahora en España creo que sólo hay un corner de Tom Ford Beauty en el Corte Inglés de Castellana, así que para las que no somos de Madrid sólo nos queda la opción de comprar sus productos en internet, aunque el precio es para pensárselo.

¿qué os parece esta tendencia?¿os atrevéis con estos colores?

Besitos,

Trixie Bling.

No hay comentarios:

Publicar un comentario